OCHO TRESMILES EN DOS DIAS


EL CIELO DE LOS COLECCIONISTAS

Volver a la página principal


2, 3 y 4 de junio de 2001
Si el cielo de los coleccionistas de tresmiles existe, ese lugar sin duda alguna, se encuentra en Sierra Nevada. Nunca me había topado con tantas facilidades para ir coronando cima tras cima, y ver como mi contador particular aumentaba de una forma tan sorprendente. Armados de valor para el palizón que nos ibamos a dar, tomamos la furgoneta el sábado 2 de junio y nos aprestamos a emprender el viaje por tierra, mas de 800 kilometros, hasta la población de Jerez del Marquesado, al norte del macizo de Sierra Nevada, de donde sale una carretera semi asfaltada que al poco se transforma en pista forestal y conduce hasta el refugio de Postero Alto, a unos 1900 metros de altitud; total unas 10 horas de viaje. Furgoneta a un lado, mochilas a la espalda y con las tiendas de campaña encima, a eso de las 5 de la tarde iniciamos el ascenso por la Loma de Enmedio ( desnivel nada exigente ), hasta llegar a un saliente rocoso desde donde divisamos una cabaña sin tejado, a unos 300 metros en dirección sudeste, en una zona llamada Ventisquero del Carbón. Tras 2:15 horas de ascenso plantamos tiendas, cenamos y comprendemos rapidamente el porqué del nombre de ventisquero ya que un molesto e incesante viento no nos deja pegar ojo en toda la noche. 5:30, en pié malditos... paso a paso y mas dormidos que despiertos, subimos por el ululante ventisquero, con ese viento que nos hace calar gorros y capuchas hasta el entrecejo, por una loma fácil que nos lleva hasta la cima de La Piedra de los Ladrones (2.944 m.), mientras vemos ese bonito amanecer que todo montañero gusta de fotografiar. Nueva mirada hacia el sudoeste donde descubrimos nuestra primera meta volante, el Cerro Pelado (3.182 m.) a poco mas de doscientos metros de desnivel nuestro. Bordeando unos neveros por su derecha ( llevamos crampones pero no nos da la gana usarlos ), nos aupamos en la cresta/loma que nos lleva hasta él a eso de las 8:00. Preciosa la vista, si, pero salimos casi al escape por culpa del insistente viento que casi no nos abandonó en todo el día. El Puntal de Juntillas (3.140 m.) cae al poco,apenas en media hora nos plantamos en su cima. No deja de ser un "cerro" redondeado y grandote desde el que se divisa el pequeño cresterió de los cervatillos con su cima principal al final. Con los crampones colocados atravesamos esos imaginarios cervatillos, uno tras otro y, en la cima del principal de ellos ( 3.113 m. ) no ponemos a almorzar a las 9:30 de la mañana. El Puntal de los Cuartos ( 3.152 m. ), mole inmensa que aparenta un poco mas de dificultad que las cimas anteriores (es un gran mentiroso), cae en 30 minutos. Lanzados como estabamos, atravesamos la primera dificultad propiamente dicha, el Collado de los Escarpes, donde nos colocamos por segunda y ultima vez en toda la salida los crampones. Hemos de utilizar un poco las manos para pasar por ese lugar (solo un poco, eh?) y a las 11:45 pisoteamos la Atalaya (3.139 m.) magnífico otero que nos muestra las principales cimas de la zona y la ciudad de Granada. Todas estas montañas las hemos caminado realizando un pequeño circulo que nos llevaba desde el Cerro Pelado ( sudeste ), hacia Puntal de Juntillas ( norte ), Cervatillos ( oeste ), Puntal de los Cuartos y La Atalaya hacia el sudoeste. En medio de ellos las lagunas de Juntillas, completamente heladas. Decidimos descender en esa dirección para evitarnos coronar nuevamente todos los picos. Ascendemos por una tartera bastante pronunciada, en dirección al Puntal de Juntillas; en medio de esa travesía divisamos y fotografiamos un pequeño rebaño de lo que parecían, a lo lejos, cabras hispanicas, con sus formidables cornamentas. Instalados de nuevo en el Puntal, nos miramos con deseo el Picón de Jeres, no confundir con Jerez ya que se molestan los lugareños, ( 3.088 m. ). No mas de un cuarto de hora nos cuesta llegar hasta el y volver al Puntal, a eso de las 13:30. Media hora y de nuevo en la cabaña para desmontar las tiendas donde iniciamos esta vez si, un penoso descenso ya que si eran fáciles todos y cada uno de esos tresmiles realizados (¡seis!), también era verdad que ya estabamos un poco tocados por el cansancio. Durante mas de dos horas nos fuimos acercando al refugio, edificio que parecía alejarse cada vez mas... el peso de las mochilas, las tiendas de campaña y un sol de justicia,ayudaron a que se hiciera aun mas penoso ese recorrido y dudáramos de nuestras facultades para afrontar la dura jornada del próximo día. Un detalle de interés, las "birras" de ese refugio valen solamente 200 miseras pesetas, así que les dimos caña y nos tragamos un par cada uno, quizá los precios del resto de la oferta esté en consonancia y valga la pena pasar unos días en el. Total 9:45 horas. Mapa recomendado: La Alpina, Sierra Nevada - La Alpujarra.

Volver a la página principal