VIA FERRATA AGULLES RODONES


LA MAS DURA DE CATALUNYA


Volver a la página principal

Canal de vídeos de Animalorum-Montoliu en YouTube:

NOVEDAD: HA SIDO CERRADA, SEGUN DICE EL AYUNTAMIENTO DE STA. CRISTINA D'ARO, POR SEGURIDAD. LA ESCALERA DE LA PRIMERA PARTE 
HA SIDO DESMONTADA Y PARTE DEL MATERIAL DE LA PARED SIGUIENTE CORTADO. NO SE REALIZAN MANTENIMIENTOS Y LOS CABLES DEL PUENTE 
COLGANTE ESTAN DESTENSADOS. UNOS DICEN QUE LA PERSONA QUE CREO Y MANTENIA ESTA VIA SUFRIO VARIOS ROBOS DEL MATERIAL QUE PEN-
SABA UTILIZAR PARA AMPLIARLA Y POR ESO LA HA DESMONTADO, OTROS QUE LA CULPABLE ES LA ESPECULACION (EN VARIOS CAMINOS APARECEN 
NUEVOS CARTELES DE PROHIBIDO EL PASO, CAMINO PARTICULAR; Y CAMPOS ENTEROS ESTAN CERRADOS CON CINTAS DE UNA CONSTRUCTORA).

N O H A C E R E S T A V I A

Dos veces en octubre de 2004 y dos más en junio 2009 y noviembre de 2010 con la vía ya cerrada
La intención de la persona que equipa esta vía es que transcurra a través de diez "agulles rodones" (agujas redondas) aunque, a esta fecha, solo ha equipado seis; número más que suficiente para pegarnos un palizón de más de 4 horas de duro esfuerzo, al componer nuestro grupo once personas y perder por ello mucho tiempo guardando cola en los rápeles. La considero LA MAS DURA de cuantas he hecho hasta la fecha -cuarenta y cinco- por lo largo de su recorrido y el constante esfuerzo que nos exige. También ruego encarecidamente que, además del material habitual que detallo al final del texto de cada vía, el uso de unos buenos guantes para evitar acabar con las manos hinchadas por el esfuerzo y mucha agua para eludir la deshidratación. Casi al finalizar cada una de las "agulles", encontraremos una vía de escape, a través de un camino, para los que no se en- cuentren en condiciones de acabarlas todas. Ese camino es el recorrido "dels Carcaixells", un antiguo itinerario equipado con algunas cadenas, pasamanos y puentes, sin mucha dificultad. No puedo llegar a imaginar la dureza de esta vía cuando esté equipada en su totalidad aunque, apelando a mi instinto masoca, animo a esa persona a que la finalice rápidamente para tra- tar de descubrirla. En la provincia de Girona, autopista de Barcelona a Girona, salida hacia Sant Feliu de Guixols. Antes de llegar a Santa Cris- tina d'Aro nos desviamos a la derecha durante unos cientos de metros, por la carretera que lleva a la población de Solius. Al poco, al llegar a la masía/restaurante denominada "Mas Pla", aparece una pista forestal a nuestra izquierda que tomamos en un corto trayecto, hasta que se divide en dos. El desvío de la derecha nos conduce, por una pista asequible a coches normales, hasta un nuevo desvío que aparece por nuestra izquierda que hemos de coger hasta rebasar la masía Can Llauradó. Poco después la pista se vuelve a dividir en dos en una pequeña explanada; es ahí donde debemos dejar los vehículos a no ser que disponga- mos de un 4x4. La ruta de la derecha, denominada PR102, nos lleva a nuestro destino andando durante unos 15 ó 20 minútos. Como forma de reconocer que vamos por el buen camino, al rato aparecece a nuestra derecha el menhir de Can Llauradó y poco después, una pista a nuestra izquierda que no tomamos. Seguimos hasta llegar a un poste que nos indica un sendero a nuestra derecha que lleva a los "Carcaixells", es el nuestro. Tras cruzar una corta pasarela de madera que badea una pequeña riera, posiblemente seca, continuamos durante unos minutos por un sendero bastante ascendente y sinuoso, hasta llegar a la vista de los grandes farallones que componen Carcaixells. Hemos de prestar atención en esta zona ya que estamos en la parte final del sendero que lleva hasta el antiguo itinerario de Carcaixells, mientras que nosotros hemos de tomar un pequeño y casi oculto caminillo que aparece a nuestra izquierda. La pintura azul que lo identifica está algo alejada del cruce, precaución pues. Ese sendero discurre entre árboles, a los que agradecemos la sombra que nos proporcionan, hasta topar con una pared equipada con la primera escalera de la ferrata, felicidades si habéis logrado llegar. Una vez en el inicio de la vía, al pie de una citada escalera por la que hemos de subir, un letrero nos indica que no está acabada. Después de la escalera y tras un replano herboso, topamos con una pared vertical, de unos 15 metros, bien equipada, que nos lleva hasta la cima de la primera "agulla" del día, denominada "Agullola". Un puente de 25 metros la separa de la siguiente. Agarraos los machos, el puente es de doble cable en el piso con un cable a cada lado de los brazos para aferrarse y uno de seguridad para el disipador. El puente se balancea de tal manera que un compañero, en la mitad del recorrido del mismo, llegó a gritar asustado: ¡¿Quien está moviendo los cables?!. Siempre, como es evidente, ha de pasar una sola persona. Una vez en el inicio de la "agulla" denominada "del Llom", a la salida del puente, nos encontramos una pared vertical, bien equipada, que nos lleva por tramos de pequeña dificultad, hasta una zona por la que hemos de ascender ayudados por una gruesa maroma amarilla, hasta el inicio de un pequeño puente de un solo cable de piso y dos de seguridad para el Zyper y las manos; al atravesarlo nos encontramos en la "agulla de la Torre". Al salir del puente hemos de realzar un pequeño flanqueo hacia nuestra derecha, hasta los primeros escalones que nos elevan verticalmente (alguno de ellos extraplomado), hasta un replano para recuperarnos del esfuerzo y optar por continuar o tomar el camino que lleva a un puente de madera, situado prácticamente sobre el que acabamos de atravesar, y desaparecer de esta trabajosa vía. Al final de este replano, si optamos por seguir hemos de montar el primer rápel del día, nos espera uno de unos 15 metros. La salida del rápel, flanqueando hacia nuestra izquierda, lleva, tras 3 ó 4 metros, hacia una arista que hemos de doblar con alguna dificultad, y adentrarnos en un nuevo flanqueo que transcurre por una pared, en algunos tramos extraplomada, para luego ascender por escalones hasta una repisa en la que hemos de montar un nuevo rápel, también de unos 15 metros. Una vez abajo, iniciamos un flanqueo hacia nuestra derecha, técnico y laborioso, que nos deja al lado de una cuerda de unos 7 metros, ya instalada. Por seguridad, la segunda vez que hicimos esta ferrata, la despreciamos y montamos nuestro propio rápel. Nos encontramos en la torrentera que separa las "agulles de la Torre y Tetó". Bajo los árboles que la pueblan encontramos un camino que nos lleva hacia el "Tetó". Tomamos un pequeño tramo vertical para luego iniciar un flanqueo hacia nuestra derecha, con puntos técnicos y bastante trabajo de brazos, hasta dar con un nuevo puente de un solo cable para el pie y otro para las manos. Este puente que estaba engarzado en su día, a la roca gracias a un tornillo que ahora cuelga roto de él, (el 17-10-04 ya reparado) nos lleva a través de la copa de un árbol, de nuevo a la Torre. La salida, tras un pequeño paso en el que encon- tramos dos cables como barandilla, nos lleva verticalmente, y gracias a escalones y cable, hacia un saliendo donde hemos de montar un rápel de unos 20 metros, o tomar una tirolina. Tras rapelar una vez más nos volvemos a encontrar en la torrentera. Un camino nos sube al Tetó, donde encontramos un sendero de escape... uno de nuestros compañeros, tras el susto de una caída sin consecuencias (gracias al Zyper), y el cansancio, nos abandona por allí. Tomamos ese sendero, pero en dirección contraria, para llegar a la cima de la "agulla de Roca Llisa". Un nuevo rápel nos espera. En su cima y atado a un madroño, encontramos una cadena y una anilla. 20 metros mas abajo inicia- mos un flanqueo hacia nuestra izquierda, hasta llegar a una grieta en la pared, en la que nos hemos de emplear muy a fondo para evitar la caída. Muchísimo esfuerzo de brazos ya que casi no podemos utilizar los pies. En ese angosto lugar donde, como mucho, caben dos personas, hemos de montar otro rápel, este de 17 metros. Una vez finalizado y tomando el camino al pie de la pared que hemos descendido, nos abandonan tres compañeros, aunque uno de ellos volvió a la vía en su tramo final. Descendiendo un sendero bien marcado, retomamos de nuevo la ferrata al pie de la "agulla Central". Este tramo, quizá por el cansancio que acumulamos, quizá no, es uno de los más duros de la vía. Un flanqueo hacia nuestra izquierda, con bastante tra- bajo de brazos, nos hace descender poco a poco hasta una pequeña arista para, una vez rebasada, iniciar un nuevo flanqueo y una ascensión vertical hasta llegar a la parte mas alta de la "agulla Central", donde iniciamos un largo flanqueo hacia la izquierda hasta el lugar donde hemos de preparar el enésimo rápel del día. Por lo angosto del lugar nuestro primero llevaba la cuerda atada al arnés, y los demás la íbamos desliando mientras el avanzaba, para que no le estorbara al montar el rápel de 12 metros. La vía de la ferrata continua a mitad de pared, ojo no pasaros de largo al rapelar. Desde una cornisa iniciamos un duro flanqueo a nuestra izquierda hasta llegar a la altura de un pequeño puente, a unos 10 me- tros por encima de él. Otro rápel, esta vez muy corto, nos deja en su parte superior y, tras alguna dificultad para llegar a él, lo atravesamos por su único cable de base y sus pasamanos, hasta llegar a la pequeña "agulla de l'Oncle". Descendemos de esta última gracias a una cuerda fija y algunos cables que nos llevan hacia el camino de vuelta. No lo abandonéis nunca aun- que en algún lugar os de la sensación que os habéis perdido. Solo hay un sendero y este os deja, al cabo de unos 10 minutos, aunque parezca que vais en sentido contrario, en la pista que lleva a los coches. FICHA TECNICA: Dificultad: La más alta que conozco (a parte de vías situadas fuera del país). Parece el castigo que me merezco al haberme quejado en alguna vía ferrata anterior de su corto recorrido. Se necesita una gran fortaleza física y alguno de los lugares por los que transita son verdaderamente complicados mientras en otros hemos echado en falta algún escalón. Sobre todo mucha agua para aguantar tantas horas al sol y llevar varias cuerdas si el grupo es grande; nosotros llevábamos cuatro para once personas. Si ha llovido, como siempre, no es recomendable hacerla. ¡ SOLO ME QUEDA GRITARLE A QUIEN LA EQUIPA: ACABALA, QUIERO VOLVER!. Material mínimo: Casco, arnés, Zyper doble, cuerda de 60 metros (10 mm), ocho, guantes y cantimplora. Rafa Montoliu Presiona aquí para ver el recorrido fotográfico:
Ferrata de Les Agulles Rodones

Volver a la página principal