MARATÓN DEL NALÓN, ASTURIAS


PARA REPETIR


Volver a la página principal


08 de noviembre de 1992
Todo en ella es diferente a lo conocido, su recorrido, sus gentes y en comportamiento para con el corredor. Solo una falta, que el circuito no sea cerrado a la circulación. Nos transportan al alejado pueblo de Soto, después de haber pasado el día anterior unos momentos bastante buenos en la fiesta que nos han dedicado. Por el camino nos vamos dando cuenta de lo que nos espera, un trayecto con continuos desniveles, un trayecto que pensaba solo era de bajada pero que está jalonado de cuestas muy pronunciadas. Hace un frío que pela y la mayoría de los corredores, en manga corta y bajo cero, damos botes en medio metro cuadrado para entrar en calor. La señal de salida, un pequeño repechón y comienza una bajada muy pronunciada. Ni que decir de los dolores que llega a producir en las pantorrillas esta carrera, bajadas de mas de 2 kms de largo, alternadas con subidas de 700 u 800 metros que rompen el maldito ritmo que llevo. Quizá el error estuvo en el planteamiento de la carrera, pensé que podía salir a una velocidad superior a la normal ya que creí que me ayudarían los grandes descensos, pero los primeros kilómetros a 3:30 aún no estaban a mi alcance. Un circuito muy agradable para la vista, continuos bosques y el Río Nalón a nuestros pies, incluso atravesando la montaña, pero sobre el 32, cuando ya empezaba a planear el recorrido, heme aquí deteniendo un coche y rogando que me acerquen a la meta, en la población de Sama (Langreo). Un triste final para una carrera en la que había puesto mis ilusiones y mas de 1000 kms de desplazamiento para hacerla. (Mas otros 1000 para volver). Nos despidieron con una buena fiesta en la que podías tastar de todo. Un hurra para ellos. Rafa Montoliu
Mi correo: montoliu@hotmail.com
Volver a la página principal