PERDIGUERO 3.222 M. Y LOS HITOS ESTE Y OESTE


EL AGOTADOR MATA MACHOS


Volver a la página principal


Junio de 2004
A unos 4 kilómetros de Benasque, dejando a la derecha la carretera que lleva a Cerler, encontramos la pista de Estós, transitable hasta el aparcamiento. Ya a pie, seguimos las pista (GR-11) que atraviesa el valle hasta la caseta nueva de Santa Ana donde, a mano derecha, empieza un sendero que atraviesa el río (PR) por la Palanca de la Ribera. Como todos los Pequeños Recorridos, está señalizado con pintura blanca y amarilla. En un principio el sendero asciende y se introduce en el bosque en direc- ción este para, al poco, continuar por la espesura en dirección noroeste. Este camino se divide en varios separados unos metros entre si, que llevan el mismo sentido, hasta llegar a una pequeña coma en la que encontramos un recinto y una cabaña de piedra preparados para guardar animales. En este lugar el sendero asciende y se desvía hacia el norte una treintena de metros -señalizado el PR en esta zona con estacas pintadas de blanco y amarillo- hasta introducirse de nuevo en el bosque y continuar en dirección noroeste hasta el refugio forestal de la Coma. Enclavado a unos 1.800 m. de altitud y con un curioso tejado metálico; está preparado para que puedan pasar la noche en él unas 10 ó 12 personas (no guardado). Aunque lo mantienen limpio y funcional los guardas del refugio de Estós; como seres civilizados que somos nos llevamos la basura que generamos, evidentemente. Acostumbramos a venir los viernes por la tarde con todo milimétrica- mente calculado para llegar al refugio un poco antes de oscurecer y tras una hora escasa de caminata desde el aparcamiento. Lógicamente pasamos la noche en este lugar, que suele encontrarse deshabitado. Sobre las 5:30 de la mañana tocamos diana para emprender la ascensión a eso de las 6:00. Si el día amanece despejado, distinguiremos hacia el norte el collado Obago, que separa el Perdigueret (2.839 m.) del Hito Oriental del Perdiguero (3.170 m.). Hemos de tomar esa dirección. Nos quedan más de 1.400 metros de desnivel. Tomando la dirección norte y atravesando un pequeño bosque en el que encontramos árboles derriba- dos por aludes, nos introducimos en unas pequeñas y onduladas praderas que nos llevan, en paralelo al barranco del Perdiguero, hasta la laguna del mismo nombre, situada a unos 2.400 m. Hasta ahora todo ha sido relativamente fácil pero, como podemos ya distinguir, nos encon- tramos en una gran coma donde se inicia una enorme pedrera de mas de 300 m de altura. En zigzag y arropados por la pared del Perdigueret, nos acercamos trabajosamente al collado Ubago, donde nos paramos a dar los primeros mordiscos del día. Dedicad unos minutos a apreciar cuanto aparece ante vuestro ojos... parte del valle de Lliterola, el Portal de Remuñe y la forca y arista de Remuñe que llevan hasta la aguja y el pico de Crabioules, todo justo hacia el norte; mientras distinguimos, hacia el noroeste, el imponente Maupás. Ahora, tras unos minutos de descanso, nos queda un inmenso pedregal (tartera) por delante... aunque aun no lo vislumbremos claramente, nos han hablado mucho de él, por algo llaman al Perdiguero el "mata machos". Nos ponemos en marcha por la base de la arista del Perdiguero introduciéndonos en la vertiente de Lliterola, en dirección noroeste, durante unos centenares de metros, para ascender siguiendo los escasos cairns que nos señalan el recorrido, por esa inmensa pedrera que ahora si distinguimos. Unos eternos minutos después y siguiendo ya la cresta nos plantamos en una zona menos vertical, que nos dirige, suavemente, hasta la cima del Hito Oriental. Tras rebasar la primera cima del día, continuamos por la cresta, descendiendo ya, hasta el pequeño collado (por llamarlo de alguna manera) que separa este pico del Perdiguero. Si encontramos la zona con nieve la hostia, en caso de resbalar, es de impresión. Al fin, unos minutos después, ya estamos en la cima del temido "mata machos". Podría extenderme alabando las impresionantes vistas que desde aquí aparecen, lo alucinante de este magnífico otero y tal y cual, pero prefiero que lo descubráis vosotros mismos. Eso si, dedicadle una veintena de minutos al pequeño y desprestigiado Hito Occidental de 3.176 metros, que nadie visita... al fin y al cabo no deja de ser otro "tres mil". Mapa recomendado, Alpina: Posets. Libro recomendado: Pirineos IV de Miguel Angulo.

Volver a la página principal